viernes, 6 de enero de 2012

FUJI D6 3.0 La cabra, la cabra, la puta de la cabra...

Pues nada, mi gran adquisión para esta temporada encaminada a la larga distancia es esta Fuji D6 3.0.
Es la segunda vez que la pruebo, sólo de verla acojona, al menos a mí.
He estado haciendo averiguaciones e informándome sobre tubulares y demás, porque he montado una ruedas 60-90 de tubular y para mí son totalmente novedad. Por lo que he visto y probado ya, hay más mitología sobre el tubular que otra cosa.
Lo único un poco más engorroso es llevar el tubular de repuesto que ocupa bastante más que una cámara; por lo demás, lo mismo y si consigues algo menos de peso y un buen rodar, pues con esas ventajas me parece suficiente para cambiar, sobre todo para competir.
Al grano, la primera vez que la pillé, totalmente desentrenado, me encontraba extraño, hice sólo 60 kms., pero salían ruidos por todos lados. No fueron buenas sensaciones.
Después de haber hecho ya algunas salidas con la de ruta e ir encontrándome no tan pez, me decidí a cogerla hoy días de Reyes con la intención de hacer 100 kms, le he bajado el manillar al máximo e invertido potencia (la posición sobre ella es ahora inmejorable). Al final se han quedado en 90 kms. porque he salido muy tarde y me acosté más tarde aún y ligeramente perjudicado.
Pues bien, día ventoso, dura la ida, pero cuando he cambiado de carretera y no soplaba el viento he podido comprobar lo que es rodar de verdad en una máquina de matar, rodando a 50 kms. por hora en llano fácil (me da la sensación de que no había viento de cola) y a más de 40 sin ir acoplado y fácil, el sonido de las ruedas con el viento y la rigidez de todo el conjunto cuando superas los 40 era algo que no había experimentado hasta hoy.
Salgo muy contento, con la conclusión de que se puede rodar rapidísimo con ella si hay piernas y no hay viento claro, que la posición que llevo es muy buena y que no me molesta, pero con el pero que sigo teniendo y es el dolor perineal que tras ir acoplado un rato largo, me obliga a levantarme para relajar un poco la zona.
Probaré con un culotte de los caros, pero me da la sensación de que voy a tener que acostumbrarme al dolor y al miembro dormido. También cabe la posibilidad de cambiar de sillín, pero me da también la sensación de que no van los tiros por ahí.
A hacerse con ella.


3 comentarios:

  1. Pedazo máquina que te has regalao, este año no te vamos a ver más que en las salidas... Es una pasada, disfrútala.

    PD: Intenta cambiar un poco la angulación del sillín, bajando la punta, sin llegar a resbalarte, claro, para ver si alivias el dolor...

    ResponderEliminar
  2. Hola, a mi me pasaba lo mismo y cambie de sillín y me seguia pasando, y es por que intentaba sentarme sobre el sillín como si fuese en una de ruta, y en una cabra en posición acoplado hay que situarse en la punta y sobre los isquiones dejando suelto la zona perineal y los huevos colgando, perdón por la expresión jeje, fiajte en las cronos o a los pros como se ve medio sillín por la parte de atrás.
    Lo mismo esto ya lo sabias, pero por si no a ver si te ayuda.

    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios.
    Bajaré un poco el ángulo del sillín a ver qué tal voy.
    Salu2.

    ResponderEliminar